ARTÍCULOS > Adultos

Análisis y Reflexiones

¨C˘mo lograr que las personas con habilidades diferentes sean independientes?

Por: Elva Berrocal 

Lograr que un hijo o familiar con habilidades diferentes sea totalmente independiente es sueño de los padres y familiares. Conseguir ese objetivo, sin embargo, representa un esfuerzo y una dedicación sin espacio para la tregua o el desánimo.
Hoy hablaremos de algunos puntos que permiten que una persona con habilidades diferentes logre, con el paso del tiempo, esa independencia que tanto esperan padres y familiares.
Imagínese que usted tiene 18 años y desde que se despierta hasta que se duerme le dan órdenes: levántate, cámbiate, toma desayuno, lávate los dientes… Y nunca le preguntamos si quiere o no hacerlo. ¿Cómo se sentiría usted? Creo que todos terminaríamos explotando, gritando o protestando. Bueno pues, más o menos pasa eso con las personas que tienen habilidades diferentes. Por eso es importante establecer una buena comunicación teniendo en cuenta los siguientes puntos:
Primero hablaremos del trato. Es frecuente que la propia familia observe con cierta pena o indeferencia a una persona con habilidades diferentes. Eso no es bueno. Hay que tratar al hijo o familiar como cualquier miembro más de la familia, tal como quisiéramos ser tratados. Sin diferencias de ningún tipo. Hay que buscar que la autoestima del hijo o familiar esté muy alta y fomentar amistades con personas de su edad, es decir integrarlo a la comunidad. Motivarlo siempre, apoyarlo para que no se rinda. Recordarle que es un miembro importante de la familia. Nunca tratarlos con indiferencia o ignorarlos. Ellos perciben eso y comienzan a vivir con algunas frustraciones.
Segundo, hay que enseñarles tareas y actividades que correspondan a su edad. En general tratarlos siempre de acuerdo a la edad que ellos tengan, desde la vestimenta y su habitación (tener cuidado de ambientar su espacio con motivos que vayan de acuerdo a su edad). Eso es importante para su desarrollo futuro. Persistir para que determinadas tareas las vaya aprendiendo e incorporando a sus habilidades. Nunca decir: “él no puede”. Hay que integrarlo a grupos de su misma edad.
Tercero, debemos darle oportunidad de que realice tareas sin ayuda o tratando de ayudar en lo mínimo, solo para mostrar o servir de modelo hasta que nuestro hijo o familiar lo aprenda. Lógico, primero debemos enseñar la actividad y luego debemos tener la absoluta confianza en que podrá hacerlo. No hacer las cosas por ellos. Eso genera una dependencia que con el tiempo será más complicado de cortar. Nunca sobreprotegerlo, cuidarlo sí, estar atentos a que pueda tener algún accidente, pero con suficiente criterio para dejar que haga la actividad sin ayuda. Hablarle permanentemente, explicarle de qué se trata, por qué se debe hacer determina tarea. No dar solo órdenes y exigir que haga una actividad. Que aprenda que cada cosa que se hace responde a una necesidad y no a una acción mecánica.
Cuarto, concentrarse siempre en lo positivo y reforzar con las palabras de aliento cada una de las conductas adecuadas y todo lo que pueda estar intentado hacer bien. La motivación es importante. Explicar en caso de las conductas inadecuadas por qué es malo o inapropiado comportarse así. Estar siempre atentos a descubrir sus habilidades y potenciarlas. Nunca quitarle iniciativa, por el contrario estimularlo a que realice cada día otras actividades. Ser amigo de él, compartir juegos o actividades que resulten importantes para su desarrollo.


Replica panerai Watches Replica milgauss