Noticias - 2014-08-18

UN PROGRAMA DE TELETRABAJO REINSERTA A 30 PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN EL MUNDO LABORAL

Lugar
ESPAÑA
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Una treintena de trabajadores públicos de la administración aragonesa participarán en un programa piloto de teletrabajo, que el Gobierno de Aragón va a impulsar de manera pionera en la comunidad para desarrollar parte de la jornada laboral desde el propio domicilio.

El programa piloto se desarrollará mediante nuevas tecnologías, siembre que las necesidades del servicio lo permitan.

Se trata de una iniciativa del departamento de Hacienda y Administración Pública dirigida a mejorar la conciliación laboral de personas con discapacidad, con responsabilidades familiares o con necesidades especiales de desplazamiento.

Estos colectivos tendrán prioridad para participar en esta experiencia piloto, para la que ya se puede tramitar la solicitud, desde hoy y hasta el día 20 de septiembre.

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica hoy el formulario de solicitud, así como los criterios de selección, entre ellos la atención a hijos y familiares a su cargo o a otras personas dependientes por circunstancias personales debidamente acreditadas.

También se tendrá en cuenta la necesidad de cuidado de la propia salud en circunstancias tales como convalecencias, tratamientos de larga duración y reincorporación tras bajas prolongadas, con un informe médico que lo acredite.

Necesidades derivadas de dificultades en la movilidad, sean temporales o permanentes, o de discapacidades físicas, psíquicas, sensoriales e intelectuales, y la distancia del domicilio habitual al centro de trabajo, así como situaciones puntuales de formación y capacitación, serán otros criterios de selección.

Además, para mantener la correcta prestación de los servicios, se garantizará el mismo resultado del trabajo de la unidad a la que esté adscrito el empleado.

Para ello, se tendrá en cuenta el número de personas interesadas, la distribución del tiempo de teletrabajo, las tareas concretas que puedan ser susceptibles de desarrollarse fuera del centro de trabajo, así como de supervisión y control en cuanto a su desarrollo y plazos de ejecución.

Como requisito general, se establece una antigüedad mínima de dos años en la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón y de seis meses en el desempeño de tareas para las cuales se solicite el teletrabajo, que tendrá siempre carácter voluntario.

Entre las tareas susceptibles de ser desempeñadas mediante teletrabajo, se considerarán aquellas tareas que pueden ser ejercidas parcialmente de forma autónoma y no presencial como, por ejemplo, la elaboración y supervisión de informes, estudios y documentación.

También la planificación, programación y organización de actividades, la redacción de normas de funcionamiento interno y de procedimientos de trabajo, la elaboración de normativa, el asesoramiento jurídico y técnico, la inspección, la programación y gestión de tecnologías de la información y comunicación y la grabación de datos en aplicaciones informáticas.

El horario susceptible de realización en la modalidad de teletrabajo no podrá superar el 50 por ciento de la jornada total en cómputo semanal.

La distribución concreta de ese horario se acordará entre el teletrabajador y su supervisor directo. Podrá establecerse por días completos, en cuyo caso se limitará a un máximo de dos días por semana, o en una parte de la jornada diaria.

La experiencia piloto de teletrabajo tendrá una duración de tres meses, prorrogables en su caso, y mediante preaviso se podrá acordar la vuelta a la situación de prestación de servicios presenciales.

La realización del programa piloto no comportará ninguna disminución de las retribuciones, ni menoscabará las oportunidades de formación, acción social, promoción profesional ni ningún otro derecho de los empleados públicos.