Noticias - 2014-05-07

UN ESTUDIO REVELA INTERNET COMO UNA BRECHA DIGITAL EN PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Lugar
ESPAÑA
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

El uso del teléfono móvil entre personas con discapacidad visual, auditiva y de movilidad es "prácticamente universal" en España, aunque no ocurre lo mismo con internet, "una brecha digital" para este colectivo, que también choca con el "hándicap terrorífico de la administración electrónica".

Los datos pertenecen al estudio "Acceso y uso de las TIC por las personas con discapacidad", realizado por la Fundación Vodafone, y que hoy ha detallado en Valladolid el coordinador científico de esta entidad, Javier del Arco, y son algo más bajos, unos dos puntos, en el caso de Castilla y León debido a la ruralidad y envejecimiento de la Comunidad.

El núcleo central del estudio se basa en una encuesta realizada a 1.203 personas con discapacidad visual, auditiva y de movilidad, del total de 1.380.000 personas entre 18 y 64 años que conforman este grupo poblacional, que proporcionalmente cada vez tiene más peso en el censo español por "la medicina" y "la marcha tanto de inmigrantes como de españoles que no tienen discapacidad", según Del Arco.

El estudio recoge que las personas con las citadas discapacidades se enfrentan a importantes limitaciones a la hora de utilizar las TIC, sobre todo el ordenador e internet, pero no el teléfono móvil convencional o el adaptado/idóneo.

Este estudio, que pretende detectar las posibilidades de las TIC para aumentar la autonomía o la integración laboral de estas personas, recoge que el uso del teléfono móvil es prácticamente universal, con un 91,4% de media, mientras que en internet, que tiene un potencial muy importante su uso es muy bajo, con un 32,9% de media.

Según el estudio facilitado, los encuestados perciben como principales problemas que limitan el uso de estas tecnologías su "accesibilidad y asequibilidad".

La ruralidad, el envejecimiento que incide en las discapacidades y que dificulta el aprendizaje de nuevas habilidades tecnológicas y el nivel formativo, y en algunos casos la condición de mujer, son otros de los condicionantes a la hora de acceder y utilizar estas tecnologías por parte de las personas con discapacidad.

El coordinador científico de la Fundación Vodafone también se ha referido al "hándicap terrorífico que supone" para estas personas, la administración electrónica, por "la barrera de accesibilidad", "una de las asignaturas pendientes".

En la presentación del estudio, en la que ha participado el gerente de Servicios Sociales de Castilla y León, Jesús Fuertes, y el director general de la Fundación Vodafone, Santiago Moreno, el coordinador científico de esta entidad también ha explicado que a estas personas "no les gusta quedarse en casa" trabajando vía teletrabajo, porque lo que "quieren es integrarse".

En el estudio se incide en que la accesibilidad de los dispositivos y de las aplicaciones están consideradas como herramientas y desarrollos imprescindibles para mejorar la calidad de vida y la autonomía personal de las personas con discapacidad.

También se recoge que el precio de los dispositivos idóneos parece ser una barrera, aunque el avance de la tecnología y el previsible abaratamiento de los costes de adquisición tenderán a solucionar este problema.

Del Arco ha concluido que hay que potenciar, mediante innovación y formación, aquellos subgrupos de los colectivos con discapacidad citados, como los jóvenes, que tienen un mayor potencial de aprendizaje en el uso de estas tecnologías.