Noticias - 2014-04-24

HALLAN UNA PROTEÍNA CLAVE EN LA REGENERACIÓN TRAS LESIÓN MEDULAR

Lugar
GRAN BRETAÑA
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Los científicos llevan años tratando de desentrañar cómo reprogramar las células para volver a activarlas con el fin de que regeneren las fibras nerviosas para poder tratar una lesión medular. La clave, asegura ahora un equipo de investigadores del Imperial College de Londres, en Gran Bretaña, y del Instituto Hertie de la Universidad de Tubinga, en Alemania, podría estar en la proteína PCAF, que parece ser esencial para la serie de eventos químicos y genéticos que permiten que los nervios se regeneren. Los expertos creen que la regeneración de las fibras nerviosas es una de las mejores esperanzas para aquellas con lesiones en el sistema nervioso central (SNC).

En un trabajo que se publica en «Nature Communications» se describe este posible mecanismo que podría regenerar las fibras nerviosas dañadas del sistema nervioso central. Actualmente dicho daño es irreparable y hace que estas personas tengan pérdida de sensibilidad o una parálisis permanente.

Los investigadores han visto que cuando se inyecta la proteína PCAF en ratones con lesiones en su sistema nervioso central aumenta significativamente el número de fibras nerviosas que vuelven a crecer, lo que, en su opinión, sugiere que puede ser posible controlar químicamente la regeneración de los nervios del SNC.

Futuros fármacos

Según el autor principal del estudio, el profesor Simone Di Giovanni, del Imperial College, «el objetivo final podría ser el desarrollo de medicamentos capaces de activar las fibras nerviosas para que éstas puedan volver a crecer y reparar así el daño. Estamos –afirma- muy entusiasmados con el potencial de este trabajo, pero los resultados son preliminares».

En este sentido, apunta, «el siguiente paso es ver si podemos lograr alguna forma de recuperación del movimiento y de la funcionalidad en los ratones después de haber estimulado el crecimiento de la fibras nerviosas a través del mecanismo que hemos identificado. Si tenemos éxito, entonces podríamos empezar a diseñar un fármaco y un ensayo clínico en humanos». Di Giovanni espera que su trabajo pueda algún día ayudar a las personas a recuperar la sensibilidad y el movimiento.

Los investigadores estaban interesados en conocer cómo los axones en del sistema nervioso periférico (SNP) sí hacen un esfuerzo en volver a crecer cuando se dañan mientras que los axones del SNC no lo hacen. Se sabe que si el daño se produce en el sistema nervioso periférico, que controla las áreas fuera del cerebro y la médula espinal, aproximadamente el 30% de los nervios vuelve a crecer y a menudo hay una recuperación del movimiento y la función. Los investigadores querían estudiar si era posible desencadenar una respuesta similar en el SNC.

«Con este trabajo se añade otro nivel de comprensión de los mecanismos específicos de regeneración en el SNP y hemos utilizado dicho conocimiento para impulsar la regeneración en el SNC. Creemos que esto ayudará a mejorar nuestra comprensión de los mecanismos que podrían mejorar la regeneración y la recuperación física después de una lesión del SNC», asegura Radhika Puttagunta, de la Universidad de Tubinga.

Para investigar las diferencias sobre cómo estos dos sistemas responden a una lesión, los investigadores trabajaron en un modelo de ratón y de células en cultivo en los que se compararon las respuestas a daños en el SNP y en el SNC en un tipo de neurona, llamada un ganglio de la raíz dorsal, que se conecta a tanto en el SNC y el SNP. Así vieron que la capacidad de regeneración residía en el corazón de los mecanismos epigenéticos. (Los mecanismos epigenéticos son procesos que, sin alterar nuestro ADN, activan o desactivan los genes en respuesta al medio ambiente). Ésta es la primera demostración de que un mecanismo epigenético específico es responsable de la regeneración del nervio.

Encendido

De esta forma han visto que cuando los nervios están dañados en el SNP, éstos envían un tipo de señales a las células para activar un programa epigenético que inicia el crecimiento del nervio. Ahora los investigadores ha desvelado la secuencia de eventos químicos que provocan el ‘encendido’ que inicia la regeneración del nervio y han identificado a la proteína PCAF como el centro de dicho proceso. Además, cuando inyectaron dicha proteína en ratones con daños a su sistema nervioso central se observó un aumento significativo en el número de fibras nerviosas que volvieron a crecer.