Noticias - 2014-02-19

PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Lugar
BOLIVIA
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Acceso a la educación inclusiva, títulos profesionales gratuitos y oportunidades de trabajo para las personas con discapacidad son algunos de los aspectos que contempla el decreto que reglamenta la Ley 233.

La norma, aprobada la pasada semana, garantiza también el acceso y la permanencia de las personas con discapacidad en el sistema educativo. Ello implica la eliminación de barreras arquitectónicas y la adecuación en infraestructuras educativas. Establece también la promoción y orientación de materiales educativos y comunicacionales en el sistema educativo con enfoque inclusivo.

Las autoridades anuncian control de las universidades privadas para el cumplimiento de la otorgación de becas. Asimismo prevén impulsar la formación de maestros con enfoque de educación inclusiva, prioritariamente en lenguaje alternativo: lengua de señas, sistema braille y adaptaciones curriculares para la atención de estudiantes con discapacidad.

Las personas con discapacidad contarán con un carnet que les permita el ejercicio pleno de sus derechos y deberes en igualdad de condiciones y equiparación de oportunidades.

El decreto ordena la creación de Centros Integrales Multisectoriales (CIM), para brindar una educación integral con el apoyo de los servicios de salud social y psicológica.

Las autoridades certificarán las órtesis, prótesis y ayudas técnicas utilizadas en la habilitación y rehabilitación de personas con discapacidad.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo deberá generar el lineamiento de políticas de inclusión laboral de personas con discapacidad en los planes, programas y proyectos orientados al desarrollo económico y a la creación de puestos de trabajo para las personas con discapacidad, y/o cónyuges, padres, madres, tutores de personas con discapacidad, entre otras medidas.

El decreto reglamentario se da dos años después de la aprobación de la Ley General Nº 223 para Personas con Discapacidad. Fue consensuado con los sectores involucrados y despierta muchas esperanzas en un sector hasta ahora excluido. Las normas, decretos y reglamentos a favor de las personas con discapacidad han sido insuficientes para el ejercicio pleno de sus derechos. Esas experiencias tienen que superarse y las personas con discapacidad participar plenamente en todas las actividades, porque el aporte y la sensibilidad humana de ese grupo son muy valiosos.