Noticias - 2014-02-17

CLAUSURARÁN LOCALES QUE COMETAN ACTOS DISCRIMINATORIOS EN SANTA MARÍA DEL MAR

Lugar
LIMA - PERÚ
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Lima, feb. 17. La Municipalidad de Santa María del Mar dispuso una serie de sanciones que contemplan, incluso, la clausura definitiva y revocatoria de la licencia de funcionamiento a todo establecimiento abierto al público que incurra en actos discriminatorios.

De acuerdo al cuadro de sanciones, el establecimiento comercial, industrial o de servicios, centros de salud y colegios que incurran en prácticas racistas hacia el público serán sancionados con la clausura temporal del local por siete días y al pago de 1,900 soles (50% de una Unidad Impositiva Tributaria -UIT).

Si reincide en dicha falta el local será clausurado por 30 días y el propietario deberá pagar 3,800 soles; pero si por tercera vez vuelve a cometer esa infracción se procederá a la clausura definitiva y a la revocatoria de la licencia, así como al pago de 7,600 soles.

La norma especifica que se si trata de un centro de salud se oficiará la denuncia respectiva ante la Dirección de Salud (Disa) que corresponde, y en caso de una institución educativa se hará lo propio ante el Ministerio de Educación.

La comuna también dispone sanciones pecuniarias dirigida los medios de transporte que incurran en prácticas discriminatorias, así como a aquellos establecimientos que coloquen anuncios que consignen frases discriminatorias.

Los funcionarios que cometan un acto racista o de discriminación serán sancionados con una amonestación, suspensión, resolución del contrato, destitución o despido de acuerdo a la gravedad de los hechos, señala la Ordenanza N°200-2014-MSMM publicada en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano. 

Las sanciones antes descritas serán aplicadas al establecimiento independientemente de quien sea el empleado o trabajador que ha cometido la práctica discriminatoria, incluyendo el personal de seguridad o vigilantes.

Son condiciones agravantes de las infracciones, los actos discriminatorios que contemplen agresiones verbales o físicas; los cometidos hacia niñas, niños, adolescentes, así como hacia pacientes en centros de atención en salud.

Actos discriminatorios 

Se consideran como actos discriminatorios cuando por motivo de sexo, raza, origen, lugar de residencia, idioma, religión, opinión, condición económica, edad, apellido, indumentaria, orientación sexual, actividad, condición de salud, discapacidad, posición política o de cualquier otra índole se impide el ingreso de una persona  o un grupo de personas a un establecimiento.

También cuando el personal se rehúsa a prestarle atención a una persona o a un grupo de personas o a permitirle adquirir un producto o cuando se produce un retraso injustificado en la atención, con la finalidad que una persona o grupo de personas se retire del local.

Otros casos que constituyen discriminación son cuando el personal profiere bromas o comentarios discriminatorios, o también cuando se agrede de manera verbal o física, entre otros factores.

Como parte de esta disposición la norma dispone que todos los establecimientos comerciales abiertos al público, colegios y centros de salud deben publicar en un lugar visible un cartel que señale el siguiente mensaje: "En este local está prohibido el racismo y la discriminación".

En tanto, en la sede principal de la municipalidad de Santa María del Mar se instalará una placa recordatoria con la siguiente inscripción "Creemos y practicamos la igualdad. Santa María del Mar un distrito libre de racismo y discriminación".

Serenazgo

La disposición también señala que los integrantes del Serenazgo de la municipalidad que, por motivos discriminatorios, agredan violentamente a una persona en el cumplimiento de su labor o no presentan atención a personas en peligro serán sancionados de acuerdo a ley.

Por otro lado, ningún establecimiento público o privado en el distrito impedirá el ingreso de una persona por no portar su DNI y además, queda prohibido retener dicho documento de los ciudadanos bajo cualquier circunstancia.

En base a ello, toda institución o establecimiento debe contar con protocolos de seguridad alternativos a la identificación mediante el DNI.