Noticias - 2014-01-16

CENTRO DE LA UNA BUSCA LA INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Lugar
ASUNCIÓN - PARAGUAY
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

El Centro de Atención a Personas con Discapacidad de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) es una iniciativa única en el país y busca asegurar la inclusión de estudiantes con discapacidad. Trabaja en la concientización de docentes y alumnos.

Las personas con discapacidad se enfrentan a numerosas barreras externas que dificultan su acceso a los estudios superiores. Las barreras no se limitan a cuestiones edilicias, como son los escalones o veredas en mal estado, sino también a la accesibilidad de los materiales de estudio y las actitudes negativas.

“En demasiadas ocasiones las limitaciones se basan en la actitud de los docentes o los compañeros”, explicó María Virginia (Vicky) Codas, directora del Centro de Atención a Personas con Discapacidad de la UNA.

Superar esta actitud negativa hacia las personas con discapacidad es parte del trabajo del centro, único en el país aunque común en países más desarrollados, como Estados Unidos o Canadá.

“Lo que hacemos es promover políticas inclusivas, para asegurarnos que los estudiantes con discapacidad que quieran seguir las carreras que ofrece la universidad puedan hacerlo”, acotó Codas.

Considerando que las necesidades de las personas con discapacidad varían ampliamente en cada caso, para iniciar el trabajo con un alumno el primer paso es una evaluación. “Conversamos con los alumnos y vemos que necesitan, qué funciona para ellos y qué no”, explicó la especialista.

Luego de la primera evaluación, el centro se encarga de realizar un informe con una serie de recomendaciones para el alumno. Este documento luego sirve como un contrato que los docentes deben comprometerse a cumplir.

Entre las adecuaciones se incluyen un tiempo adicional para exámenes o la necesidad de una sala separada para exámenes, apoyo para tomar notas en clase, uso de computadora para tomar nota en clase, permiso para grabar clases, asiento preferencial, fotocopias en formato magnificado, libros en formato audio o digital, entre otros.

Estos cambios son más sencillos de lo que los docentes se imaginan, pero pueden hacer una gran diferencia en la experiencia educativa de los alumnos con discapacidad.

La implementación de otros cambios puede llevar más tiempo. Como es la eliminación de las barreras físicas o la discriminación. “Esto no va a ser un trabajo con resultado inmediato, la cultura de la inclusión es un estilo de vida”, concluyó.