Noticias - 2014-01-03

CURSA SÓLO LA PRIMARIA 80% DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Lugar
MÉXICO
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

El acceso a la enseñanza se reduce para las personas con discapacidad, ya que 8 de cada 10 tiene sólo la primaria. Jesús Toledano, titular del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis), sostuvo que el sistema educativo del país no se ha adecuado para que este sector tenga una formación y consiga un trabajo.

"El foco rojo está en que las oportunidades no han sido suficientes, y una gran mayoría de personas con discapacidad solamente tiene el nivel primaria. Eso nos da un indicador muy claro de que no ha habido oportunidad de acceder a la secundaria. Más del 80 por ciento de la población con discapacidad está en ese marco", indicó en entrevista.

"A nivel de todo el Sistema Educativo Nacional, posiblemente haya más de un millón de personas con discapacidad que pocas o nulas oportunidades tienen de acceder a un sistema educativo que le pueda brindar los apoyos, la accesibilidad, maestros capacitados, materiales braille o intérpretes de señas, etcétera. Todo eso lo tenemos que ir construyendo poco a poco", externó.

Con impedimentos

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010, en México hay 5.7 millones de personas con algún impedimento físico o mental: 520 mil tienen menos de 15 años, y 567 mil son jóvenes de entre 15 y 29 años.

La Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad y su Reglamento, publicados en mayo de 2011 y noviembre de 2012, respectivamente, establecen disposiciones, como que haya materiales o tecnologías para que personas con sordera, ceguera y otras dificultades puedan recibir formación en cualquier escuela.

Toledano refirió que hay un proceso de revisión de todo el sistema educativo, porque no basta con tener una normativa que promueva la inclusión, sino que hay que ir garantizando que los maestros sepan cómo enseñar también a discapacitados, y que haya todas las condiciones para que su educación sea de calidad.

Esta revisión implica desde guarderías, pues cuando nace un bebé con alguna discapacidad, muchos padres enfrentan el dilema de que el pequeño requiere terapias, medicamentos, o simplemente mayor atención, pero también deben seguir trabajando para pagar esas necesidades, abundó.

En nivel bachillerato, señaló, la SEP reconoció el mes pasado que sólo 45.6 por ciento de los 123 mil jóvenes discapacitados que deberían estar en ese nivel son atendidos por el sistema.

Y en educación superior, dijo, hay ciertos esfuerzos por atraer a los estudiantes en cuanto terminan la prepa.

"Algunas universidades tecnológicas, la de Santa Catarina (en Nuevo León) es un gran ejemplo: este año se graduaron más de 120 personas, y en ese grupo, 80 eran con discapacidad intelectual, otra proporción de personas sordas o ciegas o con discapacidad física", externó el funcionario.