Noticias - 2013-12-30

HAY QUE MEJORAR LOS PLAZOS DE AYUDAS A LA DISCAPACIDAD, Y SI SE PUEDE, BAJAR EL COPAGO

Lugar
ESPAÑA
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Oviedo, Eduardo GARCÍA -¿La crisis acabará dejando cortos los presupuestos de Bienestar Social?

-Tenemos claro que las necesidades van a ir en aumento, sobre todo por nuestra población envejecida y dispersa. ¿Necesitaríamos más dinero? Pues sí, pero puedo asegurar que a día de hoy no se nos ha presentado ninguna necesidad a la que no estemos haciendo frente.

Enrique Rodríguez Nuño es desde mediados de noviembre el nuevo director general de Políticas Sociales del Principado, área de Bienestar Social que gestiona unos 168 millones de euros anuales y que engloba a Mayores, Discapacidad, Infancia y Juventud, y Voluntario e Inclusión Social. Funcionario del cuerpo de técnicos superiores en la escala de veterinarios, fue director general de Agroganadería con Álvarez Areces y también estuvo vinculado a las consejerías de Cultura y Economía.

-¿De cuántos beneficiarios hablamos?

-Tan sólo en Discapacidad hay evaluadas en Asturias 127.000 personas por encima del grado del 33%, porcentaje a partir del cual puede dar derecho a prestaciones.

-Es una cifra brutal.

-Es una cifra real a la que tenemos que responder. La sociedad no puede mirar hacia otro lado.

-Una sensación: las relaciones entre Bienestar Social y las asociaciones de la Discapacidad son manifiestamente mejorables.

-No es la conclusión que nosotros sacamos de nuestras conversaciones con ellas.

-A lo mejor es que solo se quejan ante los medios de comunicación...

-No lo sé. No creo que esta consejería sea un organismo frío, al contrario, pero es preciso promover más reuniones periódicas con las personas discapacitadas y sus familiares. El diálogo nos permitirá trabajar juntos y, por tanto, mejorar todos.

-¿Empezarán por mejorar los plazos de las subvenciones para programas de la Discapacidad?

-Sabemos de la inquietud de las entidades en este sentido. Es un problema que viene desde hace años, al margen del color político de quienes gestionan. Estamos estudiando seriamente modificar esos plazos.

-Para que las asociaciones no perciban las ayudas de 2013 en diciembre, y encima se les obligue a justificar gastos en unos días.

-Nuestra intención es clara. Hay plazos que son los que son porque así nos los marca la Ley de Procedimiento Administrativo, pero si somos capaces de convocar antes el concurso de ayudas también podremos resolver antes.

-Mójese. ¿Adelantarán los plazos?

-Eso queremos y lo vamos a intentar a pesar de la prórroga presupuestaria.

-¿Cómo va a influir la prórroga?

-Puede suponer algún tipo de retraso en determinadas gestiones. Es un problema. Y contaremos con menos dinero del contemplado en el proyecto presentado días atrás en el Parlamento.

-La última polémica, la de Arriondas y la Fundación Don Orione.

-El paso de los beneficiarios al CAI de FASAD (la Fundación Asturiana de Atención y Protección a personas con Discapacidad) fue un paso de gigante en materia de mejora de instalaciones. Los servicios se mantienen, hay más formación y atención, y a la Fundación Don Orione se le ha agradecido publicamente su trabajo. Lo hicieron bien. Hemos tratado de tranquilizar a las familias y de ser rigurosos, que es nuestra obligación.

-¿FASAD va a seguir creciendo?

-Estamos estudiando otras posibilidades de gestión, sí. Por ejemplo, con el Centro (de Grandes Discapacitados) de Avilés.

-¿Se necesitan más residencias de Tercera Edad?

-Hay que ver las necesidades de la población pero también la evolución del sector. En este campo la colaboración público privada está dando muy buenos resultados.

-El sector privado habla poco menos que de ruina.

-Es un sector que está haciendo un gran esfuerzo de acreditación. En general se da un servicio de calidad. Hay empresas jóvenes que ya nacen muy preparadas, que conviven con otras con más años que están en ese periodo de acreditación.

-¿Se necesitan más Centros de Apoyo a la Integración, los CAI?

-Funcionan en Asturias 16 de titularidad pública, seis de ellos son municipales. En total disponemos de 1.318 plazas de las que 707 son públicas y el resto concertadas. Es una buena red.

-¿Pone la mano en el fuego por el buen funcionamiento de todos los CAI?

-No conozco ningún centro donde se preste un mal servicio. Y si lo hubiera, actuaríamos porque tenemos control.

-Los CAI se sostienen en parte por un copago que es un exceso.

-Hay que tratar de minimizar los efectos de ese copago que nos viene sobrevenido porque hay que cumplir con la ley. Si se puede, lo bajaremos.

-¿No choca un veterinario en Bienestar Social?

-Esto es un gran reto al que llego con ganas y me gusta. Tengo además experiencia en la gestión pública. Sé que trabajamos con materia muy sensible pero también me consta que cuento con muy buenos servicios técnicos.