Noticias - 2013-11-18

DISCAPACIDAD. EL CERMI PLANTEA A HACIENDA MEJORAS EN LA FISCALIDAD DE LOS AUTÓNOMOS QUE CONTRATEN O SEAN PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Lugar
ESPAÑA
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha planteado a Hacienda mejoras en la fiscalidad de los autónomos que contraten a personas con discapacidad o que sean personas con discapacidad, a fin de incrementar la tasa de empleo de este colectivo, no sólo en el empleo por cuenta ajena, sino en un tema tan importante como el autoempleo.
Esta propuesta la dirige el Cermi a la Dirección General de Tributos en relación con el borrador de orden por la que se desarrollan para el año 2014 el método de estimación objetiva del IRPF y el Régimen Especial Simplificado del IVA. 
El Cermi propone, por una parte, que la reducción del 5% del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva se incremente hasta un 8% en el caso en que los contribuyentes sean personas con discapacidad con un grado igual o superior al 33%. 
Esta medida la plantea no sólo para aumentar la tasa de empleo de las personas con discapacidad, sino también para ir en línea con las reducciones incrementadas para las personas con discapacidad previstas en la Ley del IRPF, en el caso de obtención de rendimientos de trabajo o en el caso de obtención de rendimientos provenientes del ejercicio de actividades económicas.
Además de esta medida, el Cermi propone incluir, dentro del “índice corrector para empresas de pequeña dimensión”, índices incrementados para el caso de que el titular sea una persona física con discapacidad con un grado igual o superior al 33%. 
Este índice es aplicable sobre el rendimiento neto minorado, en el caso de que los titulares de la actividad sean personas físicas que ejercen la actividad en un solo local, sin personal asalariado y sin más vehículo afecto a la actividad, cuya capacidad de carga no supere los 1.000 kg. 
En este sentido, los índices correctores podrían pasar del 0’70, 0’75 y 0’80 al 0’50, 0’55 y 0’60, respectivamente. 
Para el Cermi, esta medida está justificada en la necesidad de generar empleo para el colectivo de personas con discapacidad, junto con su menor capacidad para generar ingresos, patente en el caso de aquellas personas con discapacidad que son, además, titulares únicos de la actividad.