Noticias - 2013-09-18

LA VIOLENCIA CONTRA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Lugar
Argentina
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Hace algunos días, en este diario, fueron publicadas notas referidas a hechos violentos contra personas con discapacidad.

 

Detrás del escudo de custodios del intendente de la ciudad de Córdoba (foto) o de patovicas cuidadores de bares nocturnos, se cercenaron derechos civiles básicos y la posibilidad de desarrollarse en un mundo que los debe promover y contener.

 

Como organización no gubernamental dedicada a la discapacidad, Federación Converger pretende llamar a la reflexión sobre estos hechos y exigir el cumplimiento de la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad, de la cual Argentina es miembro firmante y se encuentra, por ello, obligada a su observancia y cumplimiento.

 

Alguna vez Bruno Moro, quien se desempeñaba como coordinador de las actividades de las Naciones Unidas en Centroamérica, sentenció: “La violencia es un fenómeno mucho más amplio, que sólo se puede llegar a entender dentro de un entramado social combinando conductas aprendidas y patrones culturales, marginación, exclusión social y económica, incertidumbre y una visión insegura del futuro. Y eso cuenta en un alto porcentaje con las imágenes que líderes y autoridades dan a los que están por debajo”.

 

La violencia puede estar generada por tensiones económicas, políticas o religiosas, pero en gran medida tiene relación con la no observancia de los derechos, ya sea por parte de los gobernantes como de los gobernados. Quienes ejerzan el poder con furia y violencia, tarde o temprano recibirán lo mismo.

 

Si lo que pretendemos es una sociedad que se desarrolle, debemos entender que el desarrollo no es sólo tener 200 colectivos más. El concepto de desarrollo tiene una multitud de perspectivas y supone el bienestar general de la población.

 

Y a este concepto –al cual no pretendemos mirarlo sólo desde lo económico– le deberíamos sumar el ejercicio democrático con la posibilidad de disfrutar de todas las oportunidades que la sociedad nos ofrece, con derecho a la educación, la salud, el trabajo y la participación ciudadana. Así, no colocar rampas en los colectivos o cerrar las puertas de un boliche son colores muy similares de una paleta que está diciendo: ustedes, señores, no tienen derecho.

 

Pero lo que desconocen tanto las autoridades como quienes creyeron tener derecho a tales hechos violentos y discriminatorios es que, más allá de tener organismos como el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) u otros, existe una ley suprema por encima de ordenanzas municipales, leyes provinciales y nacionales.

 

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad tiene la misma jerarquía de la Declaración de los Derechos Humanos, y en su no observancia coloca a los que creyeron tener poder como violadores de los derechos en ella contemplados.

 

Desde Federación Converger, repudiamos todo acto discriminatorio y promovemos el respeto y la defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

 

http://www.lavoz.com.ar/opinion/la-violencia-contra-las-personas-con-discapacidad