Noticias - 2013-09-03

ESTUDIAN UNA CARRERA PESE A SU DISCAPACIDAD

Lugar
MÉXICO
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Sentados en bancas del salón C-005 de la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ), Memo y Juanito escuchan con atención lo que su profesora de Matemáticas les encargará de tarea.

Ambos ponen atención igual que sus demás compañeros de clase, con la diferencia de que ellos no pueden ver los escritos en el pizarrón: son jóvenes con debilidad visual pero con deseos de superación.

Desde ayer, la UTCJ inició con el “Programa de Educación Incluyente” que le da a personas con discapacidad la oportunidad de estudiar una carrera.

Para realizar el proyecto, la institución se preparó con tiempo con la infraestructura adecuada y adquirió equipo especial que facilita el proceso enseñanza-aprendizaje para personas con problemas motrices, visuales, de lenguaje y auditivos.

Hasta hace unos meses esta posibilidad de concluir sus estudios superiores hubiera sido muy difícil para este par de jóvenes, sin embargo, ahora forman parte del grupo de ocho nuevos universitarios que se han fijado el objetivo de sobresalir a pesar de su limitación.

Para este nuevo ciclo la Universidad Tecnológica se consolida como la primera escuela pública de educación superior de la localidad que ofrece una carrera especializada a personas con impedimentos diversos.

A sus 19 años, Guillermo Hernández Rodríguez, Memo, se ha fijado acabar su carrera en Desarrollo Empresarial y con ello apoyar a sus padres que actualmente trabajan como empleados de maquiladora.

Originario de Coatzacoalcos, Veracruz, este joven comparte que su debilidad visual es de nacimiento, pero a pesar de ello no ha sido un impedimento para superarse.

“Me siento a gusto (en la escuela). Mi familia está orgullosa de mí y me dicen que le eche muchas ganas”, refirió afuera de su salón de clases.

A la par del trabajo regular de los maestros universitarios, se contará con auxiliares que en la clase traducirán al lenguaje de señas cada materia cuando se cuente con algún alumno con problemas auditivos, dijo Auria de la O, coordinadora del Programa Incluyente para personas con discapacidad.

Las cuestiones más básicas van desde aprender a saludar, iniciar una conversación y todo lo que se da en un salón de clases. Además de tener coordinación con los maestros que también aprenderán a comunicarse a señas.

“Es una experiencia nueva y un nuevo reto, después de todo lo que se ha venido haciendo, empieza a darse el fruto y ello se reflejará cuando los muchachos egresen de la Universidad y que ya tengan su trabajo digno.

“Los maestros están preparados, tomamos un diplomado para estar preparados y saber como tratar a las personas con discapacidad”, añadió.

En total fueron 35 docentes de la UTCJ, personal administrativo y guardias de seguridad que tomaron el curso de capacitación para tratar con los nuevos alumnos.

Desde hace dos semanas se trabajó con los jóvenes para que conocieran las instalaciones de la Universidad y se acostumbraran a su nueva casa.

“Es un reto para ambos, a ellos no se les había dado la oportunidad de estudiar y para nosotros, porque no estamos acostumbrados, por eso hay que modificar la cultura”, dijo.

Parte de este proceso de ampliación de la oferta educativa conlleva la adquisición de equipo especializado en beneficio de los estudiantes.

Ahora la UTCJ ya cuenta con impresoras braille, calculadoras parlantes, proyectores ampliadores de imagen, máquinas de escribir para invidentes, además de programas de computadora con la capacidad de impartir clases con sonido.

Inclusión integral

Juan Ángel Arreola, de 21 años, tampoco pierde el entusiasmo de seguir con sus estudios; él padece debilidad visual, el mismo problema que Memo.

Él es habitante del Valle de Juárez y todos los días se debe trasladar desde Guadalupe hasta el cruce de Libramiento y Avenida de las Torres.

Por eso, la Universidad Tecnológica dispuso de transporte escolar que los recoge en sus casas y deja en la escuela y viceversa.

“Todos están muy contentos (en su familia) de que le siguiera y de que desee continuar con mis estudios. Trato de dar el mejor ejemplo a mi hermana que estudia la secundaria.

“Siempre he tenido el deseo de salir adelante y más en estos tiempos que se batalla para conseguir un trabajo”, dijo el joven estudiante.

En su caso, Juanito sólo tiene a su madre como fuente de apoyo y quien ha sido la persona que lo ha sacado adelante.

Al inicio del cuatrimestre agosto-diciembre 2013, coordinadores del programa les hablaron sobre la importancia de involucrar en todas las actividades a los nuevos estudiantes con discapacidad.

Se les habló sobre su futuro profesional y que desde ahorita se deben visualizar como futuros profesionistas.

Para hoy se tiene programada la visita de integrantes de la Fundación Integra, quien los orientará sobre el convivio entre compañeros y no segregarlos de sus círculos sociales.

Actualmente la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez se encuentra en la etapa de adecuación de rampas y puertas corredizas que faciliten la estancia de los jóvenes.

Memo y Juanito aseguraron que lo primero que harán al hacer uso de las nuevas computadoras especializadas será abrir su cuenta de Facebook, como sus demás compañeros.

Luego de compartir su historia los dos se levantaron de una banca habilitada en el pasillo de la Universidad, dieron la media vuelta guiándose con su mano izquierda y entraron a su salón de clases para tomar su clase de Matemáticas.