Noticias - 2013-08-16

SÍNDROME DE ASPERGER EN EL NIÑO

Lugar
LIMA - PERÚ
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

¿Qué es?

Es un trastorno del desarrollo del niño determinado biológicamente. Afecta sobre todo a como entienden la información que reciben del exterior y a la interacción social. Esto da lugar a que presenten comportamientos inadecuados y eviten las relaciones con otras personas. Lo sufren entre 3-7 de cada 1000 niños, especialmente entre los chicos.

¿Qué causa el Asperger?

Hay diferencias en la estructura y en la función de regiones específicas del cerebro entre niños no Asperger y niños Asperger. La causa más probable es una alteración de la migración de las neuronas en el feto, que causaría anomalías en la comunicación entre las neuronas que controlan el comportamiento y el pensamiento.

Hay un componente hereditario, presentándose casos en la misma familia, con síntomas en las relaciones sociales más leves u otros trastornos psiquiátricos.

Síntomas de sospecha de Asperger

Los niños con Síndrome de Asperger pueden tener los siguientes signos y síntomas; estos especialmente intensos a partir de los 3 años:

Interacciones sociales, sobre todo con personas de su edad, mínimas o inadecuadas: escaso contacto ocular, expresión de la cara, cuerpo y gestos poco apropiados para la situación..
Conversaciones restringidas a determinados temas (hablan sólo de dinosaurios, de trenes..) .
Lenguaje perfecto, formal, incluso pedante (como “pequeños profesores”). Pero sin el ritmo, entonación, emoción o pausas que facilitan su comprensión.
Interpretación literal del lenguaje: no entienden las bromas. Ni las metáforas.
No toleran cambios en sus rutinas.
Niños torpes: tardan en andar, montar en bicicleta, correr...
Si su hijo/a presenta varios de los síntomas o comportamientos descritos es fundamental que se lo diga a su pediatra.

Diagnóstico de Asperger

El proceso se inicia por la sospecha de los padres que van a consulta o por la detección del Pediatra en una revisión rutinaria. El Pediatra hará una Historia clínica integral: de los síntomas actuales; y de los antecedentes personales del desarrollo motor, del lenguaje y social. Acto seguido si hay sospecha de este síndrome, será remitido a un Psiquiatra Infanto-Juvenil.

El Psiquiatra hará una evaluación “psicosocial” completa con:

- Entrevista a los padres: para saber cuando se identificaron los síntomas por primera vez. El desarrollo motor, del lenguaje y del comportamiento del niño (rutinas, ocio habitual, respuesta en contextos sociales concretos…).

- Evaluación psicológica y de las habilidades comunicativas del menor: para conocer las áreas donde el grado de deficiencia del menor es más acusado.

Tras esta evaluación hay que comprobar si el paciente cumple todos los criterios del DSM-IV –TR (Manual de referencia para el diagnóstico de patología psiquiátrica) para el síndrome de Asperger.

Diagnóstico diferencial

Hay que distinguir el síndrome de Asperger de otras patologías que limitan la comunicación del niño, como son:

- Autismo: la principal diferencia con el Asperger es que en el autismo no hay casi desarrollo del lenguaje. Y cuando este ocurre es a base de repetir palabras, palabrotas o sonidos incomprensibles.

- Trastornos específicos del lenguaje (TEL): Son trastornos en la adquisición de palabras, en su uso con fines comunicativos y/o en la comprensión del lenguaje. Si la comprensión está muy afectada, se altera la comunicación con otras personas. En edades precoces los niños con síndrome de Asperger pueden ser etiquetados erróneamente de TEL. Una diferencia es que los niños con TEL: tienen ganas de comunicarse, de compartir emociones; entienden el significado de la comunicación no verbal (gestos, miradas, tono de voz en la conversación); y suelen mejorar mucho con el tiempo y apoyos.

- Otros trastornos en la adquisición o comprensión del lenguaje: por sordera, retraso mental, etc.

Tratamiento y seguimiento

Lo hará un equipo multidisciplinar (psiquiatra, psicólogo, neurólogo, asistente social, logopeda educador...) junto con la familia.

Lamentablemente este trastorno no tiene cura. Pero se pueden hacer muchas cosas para ayudarles a tener una vida lo más normal posible, restringiendo al máximo sus limitaciones. Se recomienda:

Buscar programas de educación y formación como padres de niños con este trastorno.
Es recomendable que el niño reciba ayuda lo más pronto posible: inicialmente en Centros de Atención Temprana. Después en un colegio acorde a sus necesidades y dificultades en cada momento. Lo ideal es un centro educativo ordinario con profesorado con experiencia en estos pacientes, aulas de integración y muchos apoyos. Explique las necesidades y rutinas de su hijo a los profesores, educadores, logopedas y demás cuidadores.
Entrenamiento en habilidades sociales y de comunicación.
Terapia psicológica. Para ayudarle a manejar sus emociones, comportamientos repetitivos y obsesiones.
En casa: asegurar un ambiente estable y predecible (siempre las mismas rutinas); usar fichas con imágenes para facilitar el aprendizaje de normas y actividades; dividir las tareas que tiene que hacer el menor en varias partes)...etc
Fomentar el refuerzo positivo. El halago y el premio en lugar del castigo.
Explicar a los hermanos y familiares del menor como relacionarse con el niño.
Pronóstico

Pese a las dificultades sociales que presentan, los Asperger suelen tener una inteligencia normal. Pueden llegar a hacer un trabajo y ser independientes en el futuro si los apoyos son los adecuados.
http://www.familiaysalud.es/enfermedades/cerebro-y-sistema-nervioso/sindrome-de-asperger-en-el-nino