Noticias - 2013-08-12

UNA PERSONA CON DISCAPACIDAD PUEDE DESARROLLAR UN EMPLEO RENTABLE

Lugar
ESPAÑA
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

La Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) en Castilla-La Mancha presentó el pasado martes 6 de agosto su Memoria y la de su Fundación correspondientes al pasado año 2012. Entre los portavoces en dicha presentación se encontraba el delegado territorial de la ONCE en la región, Antonio Cebollada, que -como el resto- quiso destacar el esfuerzo que hace la Organización para mantener y afianzar su labor social en la actual coyuntura. Cebollada repasa en esta entrevista con La Tribuna los aspectos más importantes que contienen esta Memoria y otros asuntos de actualidad que afectan al sector de la discapacidad.
Pese a los tiempos que corren, la creación de empleo parece haber sido una de las principales claves de la acción de la ONCE el pasado año 2012...
Sí, efectivamente. Es uno de nuestros principales objetivos, por no decir el más importante, porque estamos convencidos absolutamente que para conseguir la plena integración social es necesario tener una cierta autonomía económica, sino es muy difícil y por lo tanto defendemos mucho el empleo, porque además permite también conciliar la familia y conciliar con la sociedad a través de la integración laboral, y desde luego desde siempre hemos apostado por el empleo y la verdad es que se están consiguiendo objetivos muy importantes.
En unos años marcados por la crisis económica que se está viviendo a nivel mundial, ¿cuál es la receta de la ONCE para lograr esa generación de empleo y tantos puestos de trabajo?
Pues es trabajo, trabajo y trabajo; y constancia, relaciones con todo el mundo y apostar por la gente con discapacidad que es muy importante. Yo creo que las cualidades de las personas con discapacidad son poco conocidas, pero se está demostrando que la gente que quiere trabajar y que está formada para ello, puede desarrollar un puesto de trabajo absolutamente rentable como el de cualquier otra persona que no tenga discapacidad.
En Castilla-La Mancha, ¿a cuanta gente emplea la ONCE?
Los datos históricos, los datos acumulados a lo largo de los 25 años de la Fundación son de 4.328 empleos en la región. Creados en el entorno de la ONCE y su Fundación.
Y ¿cómo estáis viviendo en general la crisis económica?
Pues preocupados, porque evidentemente nosotros no vendemos un producto de primera necesidad y además llegamos fundamentalmente a familias de clase media-baja, que son las que más están sufriendo la crisis y hay días en los que en estos montoncitos que estas familias hacen para los gastos diarios, llega para poder comprar un cupón y otros días no llega. Y la verdad es que es difícil. También es cierto y hay que decirlo que mucha de la gente que se acerca a nuestros vendedores no solamente lo hace porque tiene la oportunidad de obtener un premio, sino también lo hace consciente de la gran labor social que desarrolla nuestra organización, que es una organización líder en el mundo en la prestación de servicios sociales para las personas ciegas.
¿Diría que la sociedad de Castilla-La Mancha es generosa?
Sí, es muy solidaria, evidentemente la sociedad castellano-manchega es una sociedad absolutamente solidaria y esto que hablamos de la gran dispersión de nuestra región que tiene muchos inconvenientes, quizás para esto del cupón es una ventaja, porque la propia distribución en pueblos pequeños y medianos hace que haya una relación muy cercana entre el vendedor y el cliente. Hay una relación de compromiso de ese cliente con su vendedor, y eso nos favorece. Como he dicho, la dispersión nos perjudica para muchas otras cosas pero para este tema la verdad es que esa cercanía, esa relación de amistad y familiaridad del vendedor con el cliente ayuda.
Pero entonces, sí se están notando las dificultades económicas por las que están pasando las familias y los ciudadanos en general en Castilla-La Mancha a pie de calle...
Evidentemente. El año pasado caímos a nivel general un 2,2% en las ventas a nivel plural de toda España, y este año llevamos una caída de un 6%. Por lo tanto, es preocupante aunque somos conscientes de que esto está ocurriendo a todos los operadores de juego, también a las Loterías del Estado. La Lotería de Navidad y la del Niño han tenido una caída incluso superior a la que hemos tenido en la ONCE; pero bingos, casinos, máquinas tragaperras, en definitiva todo el sector del juego está teniendo una caída importante. Con una excepción, que hay que decirlo, los operadores que actúan a través de internet, los juegos online, sí que están en un proceso de implantación muy agresivo, sobre todo porque los costes que tienen para desarrollar su actividad son absolutamente mínimos. Una persona apretando una tecla pone en marcha mecanismos que permiten que interactúen muchas personas jugadoras a la vez, y por lo tanto o se pone freno de alguna forma a esto o se ponen condiciones. Nosotros somos partidarios y defensores de que el juego tiene que ser responsable, que no podemos permitir que los menores de edad puedan cogerle la tarjeta a su padre, como ha ocurrido, entrar en internet y hacerle un gasto tremendo porque no hay ningún filtro. Esto se tiene que corregir, sino tenemos una competencia absolutamente desleal.
¿Habéis trasladado esta preocupación a los gobiernos? En Castilla-La Mancha se ha modificado recientemente la Ley del Juego...
Esto es un aspecto más de ámbito estatal, es una autorización administrativa de ámbito estatal como también lo es la autorización administrativa de la ONCE. La Junta de Castilla-La Mancha no interviene en lo que es la autorización administrativa para vender cupones ni para las Loterías del Estado ni para los juegos online. Pero evidentemente los gobiernos del Estado sí que tienen que asumir la responsabilidad de que todo el mundo tiene derechos, estamos en una economía libre de mercado, pero tiene que poner algún freno y no puede dejar abierto el tema de internet sin ningún tipo de control, porque si no puede llevarnos a situaciones muy complicadas.
¿La ONCE lo ha pedido a nivel estatal?
Sí, por supuesto. Nosotros hemos pedido reiteradas veces que se actúe con los operadores de juego a través de internet, exigiéndoles que lo hagan de forma responsable e impidiendo que por ejemplo un menor pueda cogerle la tarjeta a su padre y pueda jugar.
Además de la creación de empleo como eje principal de la acción de la Organización Nacional de Ciegos de España en general y de Castilla-La Mancha en particular, ¿qué otros aspectos fomentáis?
Nos parece fundamental el servicio de la formación y de la educación porque es un servicio clave. Si nuestra gente no está formada, si nuestra gente no está preparada va a tener muchas menos oportunidades de encontrar una salida en el mercado laboral o en la propia satisfacción personal. Por lo tanto, hacemos una fuerte apuesta y apoyamos fuertemente el tema de la educación. De hecho, en toda España atendemos a 7.500 alumnos en todas sus etapas educativas. Por ejemplo, 800 de estos 7.500 están en la Universidad haciendo estudios superiores. En el caso de Castilla-La Mancha, atendemos a 312 personas, niños y niñas en las diferentes etapas educativas, 26 de los cuales también están en la Universidad haciendo estudios superiores. Y lo contábamos en la presentación de la Memoria, de estos 312 tenemos 15 niños y niñas que tienen menos de 3 años, que reciben toda la atención de nuestros técnicos desde el mismo día en el que se incorporan a la organización y hasta los últimos días de su vida.
En definitiva, todo en la ONCE está orientado a seguir trabajando por fomentar la importante labor social que realizan a todos los niveles...
Es importante resaltar que como está perfectamente contemplado en los principios de nuestra Organización, nuestra principal función es una función social. Nosotros lo que pretendemos es que las personas con discapacidad tengan una oportunidad a nivel educativo, a nivel social, a nivel laboral..., a todos los niveles. Y nosotros lo que pretendemos es darles esa oportunidad. Desde luego creamos frentes unidos, nos apoyamos en otros sectores de la discapacidad distintos a la ceguera o nos apoyamos en las personas del tercer sector, para poder conseguir los objetivos que nos planteamos.