Noticias - 2013-04-18

JÓVENES CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL ACCEDEN AL MERCADO LABORAL ORDINARIO COMO EXPERTOS EN DIGITALIZACIÓN DOCUMENTAL

Lugar
PERÚ
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

RRHH Digital La Fundación Prosegur y la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, han puesto en marcha un innovador proyecto de digitalización documental para los diferentes departamentos de la empresa.

Para ello, Prosegur, una de las principales compañías de seguridad privada a nivel mundial, ha contratado a un equipo de cinco jóvenes -Gema, Javier, José Ángel, Borja y María- con discapacidad intelectual formados previamente por la Fundación Carmen Pardo-Valcarce para llevar a cabo este proyecto. Además, estos trabajadores cuentan con el apoyo de una coordinadora con discapacidad física.

La digitalización de documentos cobra cada vez más importancia en el ámbito administrativo de las organizaciones, ya que optimiza los procedimientos de gestión, almacenamiento y búsqueda de información. Se trata de una necesidad creciente en todas las instituciones que, de esta forma, pueden facilitar el acceso a la documentación y reducir al mínimo el uso de archivos físicos.

Los nuevos empleados han recibido una formación especializada y adaptada en digitalización documental que analiza los conceptos y tecnologías implicados en este proceso, así como las herramientas y técnicas necesarias para llevarlo a cabo. Además de la formación teórica -con una duración de 6 meses- el programa incluye prácticas en empresas y organismos públicos.

Firma del convenio

El proyecto se enmarca dentro del convenio de colaboración alcanzado por ambas instituciones. Durante la firma, la presidenta de Prosegur y su fundación, Helena Revoredo, ha reiterado que “esta iniciativa manifiesta la responsabilidad y el papel fundamental que las empresas tenemos para contribuir al progreso de la sociedad. Sabemos por nuestra propia experiencia que mediante el empleo podemos ofrecer un futuro más estable a uno de los colectivos con mayor dificultad de acceso al mercado laboral".

Por su parte, para la presidenta de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, Carmen Cafranga “ésta es la mejor manera de demostrar a la sociedad y a las empresas que las personas con discapacidad intelectual son igual de capaces de trabajar que cualquier otra persona. Los chicos se han formado previamente y han realizado una serie de prácticas que les han dotado de las habilidades necesarias para desempeñar día a día su trabajo”. Y ha añadido “queremos agradecer a Prosegur la confianza depositada en los trabajadores, dándoles esta gran oportunidad”.

La Fundación Prosegur, que canaliza la acción social de la Compañía, lleva a cabo diversas iniciativas encaminadas a promover la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual. La Compañía sigue impulsando su Plan de Integración mediante la contratación de empleados con algún tipo de discapacidad que desempeñan tareas administrativas en algunas de sus diferentes sedes en España, Perú, Argentina y Brasil. Próximamente, Prosegur implantará este proyecto en otros países en los que tiene presencia.

Además, la Compañía cuenta en España desde 2007 con el Centro Especial de Empleo Aprocor- Prosegur, en el que personas con discapacidad intelectual trabajan prestando servicios de lavandería y tintorería, jardinería, logística y gestión de residuos. Gracias al nivel de calidad que ha alcanzado el centro, en 2011, abrió Lavapros, una tintorería comercial donde los trabajadores atienden directamente a los clientes.

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce es una de las entidades líder en fomentar la inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual, permitiendo su independencia económica y familiar en muchos casos. Para la inserción laboral de estas personas, la entidad cuenta con una Oficina de Empleo que trabaja por su contratación en empresas ordinarias. Los profesionales de este recurso analizan constantemente el mercado para identificar nuevos nichos y conocer los perfiles profesionales más demandados, con el fin de poner en funcionamiento nuevos planes de actuación y formación. La Fundación Carmen Pardo-Valcarce cuenta además con tres Centros Especiales de Empleo con una plantilla propia que ofrece servicios a importantes empresas españolas. Durante los últimos años, la Fundación ha integrado a 220 personas con discapacidad intelectual en el mercado laboral.