Noticias - 2013-04-18

PRIMERAS DAMAS DE HONDURAS Y PANAMÁ IMPULSAN PROGRAMA DE ATENCIÓN AL AUTISMO EN EL PAÍS

Lugar
TEGUCIGALPA - HONDURAS
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Tegucigalpa - La primera dama, Rosa Elena de Lobo, recibió este jueves, en Casa Presidencial, a su homóloga de Panamá, Marta Linares de Martinelli, quien visita el país para brindar una conferencia sobre sensibilidad, educación y detección temprana para la atención de niños con autismo a fin de impulsar un programa similar en Honduras.

- La esposa de Ricardo Martinelli ofreció una conferencia magistral sobre sensibilidad, educación y detección temprana para la atención de niños con autismo en la sede del Poder Ejecutivo hondureño.

En ese sentido, durante la conferencia, organizada por la señora de Lobo y la Asociación Hondureña de Apoyo al Autista APO-AUTIS y celebrada en el Salón Morazán, la primera dama panameña explicó que en su nación el modelo de atención al autismo, que es un síndrome de trastorno neurobiológico caracterizado por un déficit en la conducta social y habilidades comunicativas de una persona, es una copia de esquema de Perú.

“A través de la fundación panameña Enséñame a Vivir tuvimos información de la trayectoria de más de 33 años que tiene el centro Ann Sullivan de Perú trabajando con niños y jóvenes autistas y también con niños con pequeños retrasos y Síndrome de Down, por lo que en agosto del 2010 viaje a Perú y quede maravillada con sus sistema educativo que además de darle terapia a los niños pequeños, capacita a los jóvenes para ingresarlos en el mundo laboral, siendo esta la diferencia con los demás centros visitados de autismo ”, dijo.

La señora de Martinelli ilustró que recientes estudios demuestran que uno de cada 88 nacimientos están relacionados con esta enfermedad, por lo que resulta necesario contar con programas adecuados que de detección temprana de su sintomatología, que varía desde que el niño no balbucea y no hace gestos como apuntar, hasta el perdida de palabras, lenguaje, contacto visual, el llamado por su nombre y la imaginación.

“Necesitamos programas de salud pública que permitan mejorar la calidad de vida de los pacientes con autismo y de su familia, en algún caso, estos retos se complican en nuestros países, por la escasez de expertos y profesionales especializados, pero de ese se trata esto, de que el mundo entero enfrente este reto, que como sociedad nos impone la justicia, que es el reconocimiento de la igualdad de derechos de la población con discapacidad, y hoy, especialmente, me refiero a toda la población con autismo”, exteriorizó.

En ese contexto, la esposa del mandatario panameño se congratuló que gracias a la experiencia y al aporte de grandes ciudadanos del mundo ahora se sabe que los autistas son capaces de ser independientes, capaces y felices, lo que obliga al gobierno a luchar porque se les reconozcan y potencien sus capacidades.

“El reconocimiento a esos derechos es el acuerdo mundial que logramos los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al aprobar la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”, proclamó.

Relató que su gran interés en el tema surgió de una visita que en septiembre de 2009 efectuó a la fundación Autism Speaks para conocer sobre el autismo y el aumento de los niños afectados en todo el mundo, en el marco de su primer viaje a la Asamblea General de la ONU y luego de otra visita que en el año 2010 realizó a Jerusalén, invitados por el gobierno israelita, donde visitó el templo Alut dedicado a tratar niños con autismo.

“El gobierno nacional mediante decreto del 4 de abril del 2011 declara abril el Mes del Autismo en Panamá, sensibilizando así la condición y promoviendo a nivel nacional un proceso de concienciación sobre el tema, lo que ha permitido que hoy es un hecho que la población cuente con su centro Ann Sullivan Panamá”, acotó.

Añadió que este centro, que proyecta tener unos 350 estudiantes para el 2014, cuenta un personal muy calificado que esta asesorado permanentemente del Ann Sullivan Perú que dirige la doctora Liliana Mayo.

“Este tema creciente sabemos que no es fácil, pero la meta es que las personas con autismo sean incorporadas en todas las cadenas de la sociedad, por lo que hermanos y hermanas hondureños nuestro esfuerzo en el futuro ayudará a mantener las esperanzas, juntos hagamos posible lo imposible”, concluyó.