Noticias - 2012-12-07

CADA VEZ MÁS EMPRESAS PRIVADAS TIENEN UNA POLÍTICA LABORAL INCLUSIVA

Lugar
LIMA - PERÚ
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Lima.- Las empresas peruanas comienzan a incorporar a personas con discapacidad dentro de sus planillas. Es el caso de las conocidas marcas Renzo Costa, Universidad Textil y la empresa de venta de maquinaria pesada Ferreyros. Renzo Costa tiene entre su personal a 30 personas con discapacidad auditiva, Universal Textil ha empleado a 20, y Ferreyros ha contratado a seis personas con discapacidad y tiene como analista programador principal a una persona con discapacidad visual. En ese último caso, esta política es extensiva para todas sus sucursales pues en Arequipa tienen un trabajador con discapacidad auditiva ocupando el puesto de ayudante en el almacén de repuestos.

Este también es el caso de “Acosta Stock S.A.”, una empresa dedicada a la fabricación artesanal de joyería fina. Seis personas con discapacidad auditiva integran su plana de personal. Cuatro trabajan de forma especializada en el retoque de los modelos de cera, en preparar los moldes de las joyas, en eliminar el revestimiento de las piezas de metal, las otras dos trabajan en el área de grabados y diseño. Un usuario de muletas trabaja en atención al público, recibe los pedidos y coordina con los clientes. Todos cumplen con sus 8 horas diarias de trabajo, de 9 a 5 de la tarde, 48 horas semanales, como Virginia Gálvez quien es una persona sorda, tiene 45 años y trabaja desde hace tres años en la joyería.

Le costó mucho al gerente general y dueño de la empresa, Augusto Acosta, encontrar a personas con discapacidad para integrarlas a su personal. Dice que buscó durante un largo tiempo y no sabía a dónde recurrir pues no encontró en el Ministerio de Trabajo una base de datos ni servicios especializados de colocación laboral de personas con discapacidad –planteamiento que está considerado en la propuesta de nueva Ley general de la persona con discapacidad a punto de votarse en el Congreso.

El gerente subraya otros obstáculos que dificultan el futuro laboral de las personas con discapacidad: la falta formación y capacitación laboral. Esta es la principal barrera para obtener un puesto de trabajo. La exclusión del sistema educativo y la falta de formación técnica o universitaria reducen sus posibilidades para ser incluidos por el mercado laboral. “El tema es que los puestos de trabajo se pueden generar, sin embrago, hay pocos candidatos que respondan al perfil que se solicita, las personas con discapacidad necesitan tener educación desde la escuela, necesitan formación técnica, educación superior, se necesita mayor inversión”, dice Acosta.

Agusto Acosta destaca, sin embargo, que cuando una empresa está realmente comprometida y dispuesta a hacer los cambios que se necesitan para emplear personas con discapacidad, “hay que entrar con todo”: capacitar al personal y, también, sensibilizar a la comunidad laboral. “Si me ofrecen personal con discapacidad capacitado en las necesidades productivas de mi empresa no tendría ningún problema en contratarlo o recomendarlos, ellos son como todos”,  agrega el gerente de la joyería “Acosta Stock”.

Trabajadores con discapacidad: una buena estrategia de negocios

El presidente de Sociedad y Discapacidad (Sodis), Alberto Vásquez, señala que existen buenas razones para que las empresas contraten personas con discapacidad. “Más allá de la responsabilidad social, las personas con discapacidad, sus familias y amigos representan un segmento importante del mercado. Hablamos de millones de personas que van a preferir comprarle a empresas que contratan a personas con discapacidad”.

Las empresas que emplean a personas con discapacidad también gozan de beneficios tributarios que se traducen en menos impuestos y mayores ingresos. “Las empresas que no emplean personas con discapacidad no están aprovechando adecuadamente sus oportunidades de negocio. Además, contar con un entorno laboral inclusivo contribuye positivamente al clima laboral de las empresas mejorando sus procesos y servicios”, dice Vasquez.

Según un estudio realizado por el Congreso de la República, el 94% de las personas con discapacidad consideran que el derecho a un “trabajo digno” es el que menos se cumple. Alrededor del 76% de las personas con discapacidad se encuentran en condición de inactivas, y aquellas que participan en el mercado laboral, tienen una tasa de desempleo de 70% más alta que el de las personas sin discapacidad. Además, la cuota mínima obligatoria de trabajadores con discapacidad en el sector público no se cumple. “Una educación inclusiva, capacitación laboral de las personas con discapacidad y compromiso del sector estatal y privado son los elementos necesarios para la cadena de inclusión laboral”, agrega el presidente de Sodis.

DATOS

El Programa POETA de la Fundación para las Américas OEA, el Proyecto Ágora Perú, B2D - Business to Disabled y el Centro Ann Sullivan del Perú brindan asesoría y apoyo a empresas que deseen incluir personas con discapacidad en su planilla.

Otras empresas con buenas prácticas de inclusión laboral son Panificadora Bimbo, Supermercados Wong, Burger King, Banco de Comercio y J&V Resguardo.