Noticias - 2012-10-24

FIESTA DE INCLUSIÓN

Lugar
LIMA - PERÚ
Hora
00:00 A.M.
Email
Detalles:

Niños, jóvenes y adultos demostraron sus habilidades artísticas

Este año se hará encuesta especializada en esta materia

 

Alonso Izaguirre.

Poco más de dos mil personas se reunieron en la explanada norte del Estadio Nacional para participar en el festival Por una Sociedad Inclusiva y Sin Barreras, realizado como parte de las celebraciones por el Día Nacional de la Persona con Discapacidad.

En la jornada festiva, niños, jóvenes y adultos con algún tipo de discapacidad demostraron sus habilidades en la danza y el canto, además de otros talentos artísticos.

Al compás de la marinera, por ejemplo, animosos jovencitos con síndrome de Down hicieron gala de plasticidad sobre la pista de baile, para deleite de los asistentes, principalmente familiares y amigos.

A la celebración acudió también el cantante Pepe Vásquez, a quien hace unos meses se le amputó una pierna. En su silla de ruedas, el intérprete criollo compartió con la gente como uno más. En una mañana cálida, el ambiente en los alrededores del Estadio Nacional era de optimismo y esperanza.

País para todos

"Ha sido difícil, por la discriminación que a veces uno experimenta, pero el fortalecimiento y apoyo de la familia fue importante. Con las campañas de concientización ha habido algunas mejoras, pero aún falta que el tema de la discapacidad tenga un espacio importante en la agenda del país". Mónica Honores, de 37 años, es la actual directora de Promoción y Desarrollo del Consejo Nacional para la Integración de las Personas con Discapacidad (CONADIS).

A los 4 años de edad, Mónica cayó enferma por la polio, pero sus ganas de salir adelante fueron el mejor antídoto para combatir los prejuicios de una sociedad que suele mirar como bultos fastidiosos a las personas con algún tipo de discapacidad. "Queremos un país accesible para todos, eso es inclusión". 

Un grupo de suizos con sordera estaba entre los miles de asistentes al festival. Llegaron hace cuatro semanas al país, mediante la Fundación Pro Derechos Sordos Perú. "En las décadas de 1950 y 1960 no nos dejaban comunicarnos con el lenguaje de señas en el colegio porque querían que nos integráramos con los demás chicos", cuenta Yvonne Zaugg, peluquera profesional que desde hace 15 años está casada con Walter, programador informático en un banco de su país.

Ambos señalan que, evidentemente, una persona con problemas motrices, de escucha o de habla en Suiza tiene menos dificultades para desenvolverse y progresar que en el Perú. Sin embargo, los prejuicios no son muy distintos pues ellos también los han vivido en carne propia. "Francamente, a veces la gente piensa que somos mentalmente incapaces porque somos sordos", comenta Yvonne.

"En el Perú hemos tenido buenas experiencias. En las tiendas o restaurantes las personas no son distanciadas como en Suiza. Aquí intentan comprender lo que intentamos", señala Walter.

Reconocerse

Hace 16 años, un accidente automovilístico dejó a Quintinelo Quispe en silla de ruedas. "Ha sido como llevar una cruz. Y a esto se suma la marginación y discriminación de transportistas o algunas instituciones. Está bien que coloquen un puente peatonal, pero, ¿cómo hacemos para cruzarlo quienes estamos en silla de ruedas?"

Él, pese a todo, sobrevive trabajando en lo que puede, sin menospreciar sus capacidades. "Algunas entidades públicas y privadas nos marginan y piensan que pedimos limosna, cuando lo que queremos es que se respeten nuestros derechos".

El psicólogo Luis Cabrera, de 42 años, responsable del área de Promoción del Empleo y Capacitación del CONADIS, cree que la persona con discapacidad debe reconocerse como tal para evitar el aislamiento.

Él también vivió algunos problemas por la dificultad en su brazo izquierdo. Cuando se presentaba a algunos puestos laborales lo obviaban porque pensaban que iba a ser una carga o, en el peor de los casos, trabajaría poco, menos que el resto.

"En la universidad no iba conmigo el pensamiento de algunos profesores que creían que yo debía tener un trato especial por mi problema físico. Más bien tuve un impulso por querer hacer las cosas solo, sin apoyo de nadie".

Datos

Este año se realizará la Primera Encuesta Nacional Especializada en Discapacidad que facilitará el diseño y aplicación de un programa presupuestal orientado al tema de discapacidad.

La muestra permitirá conocer las necesidades de las personas con algún tipo de discapacidad, las zonas en las que viven, edades, nivel socioeconómico, género, entre otras variables.

El censo tendrá una cobertura muestral de 22,657 viviendas urbanas y rurales, informó el viceministro de Poblaciones Vulnerables del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Julio Rojas Julca.

Hasta el 30 de diciembre se hará el trabajo de campo. En enero, febrero y marzo de 2013 se hará la sistematización de la información recogida. Los primeros días de abril se tendrán los resultados.